Press "Enter" to skip to content

El pulgarcito en las redes: bread crumbing migajas de perversión

Es el juego de la seducción sin fin, que te mantiene atrapado/a, es cuando la persona solo quiere mantenerte latente, para su enriquecimiento narcisistico, el problema es cuando en el afán por no sentirse solo, la otra parte se convierte en sostenedora de estas personas que necesitan de estas migajas de comunicación y prometen verse y luego desaparecen… luego aparecen y de nuevo se crea la ilusión que esta vez se concretara.

Es una tendencia en redes sociales, pero podemos adaptarlo a nuestras relaciones también reales. Estas personas evitan el compromiso, pero quieren tenerte ahí, enganchado o enganchada.Esta palabra breadcrumbing significa ‘migas de pan’ y hace referencia a ir dejando migas de alimento emocional que mantengan la comunicación y la relación. Para que no se termine este tipo de comunicación van manteniendo al otro como si le pusieran un respirador, se lo sacan y se lo ponen, obvio eligen personas que son dependientes emocionales o temen a la soledad, creando un acto ficticio de vinculo, pero en realidad no hay nada de nada, sino un perverso que engancha a un otro en pos de llenar su ego.

Por ejemplo, estamos conociendo a alguien, que puede ser una posible pareja, pero esa persona va y viene y nos desconcierta, no sabemos qué hacer. Es así como nos mantiene expectantes.

¿Esto qué quiere decir? Pues que la persona en cuestión, es decir, el que hace el breadcrumbing, te envía las señales mínimas para tenerte ahí. Contesta lo justo, lo correcto, lo que necesitas leer o escuchar  para que pienses que no está todo perdido, que todavía hay esperanza y que en algún momento la cosa irá a más, pero no. No te ilusiones nunca se llegara a nada con estas personalidades.Sólo son relaciones tóxicas donde una de las dos personas alimenta su yo y tiene a la otra ahí para cuando otro de sus planes fallen. O su ego narcisista necesita alimentarse.

Para la persona que pica con las miguitas, le resulta satisfactorio y siente que esa persona se interesa realmente en ellas y también para quien lanza las miguitas, que recibe el refuerzo de que el otro ha picado. La persona que lo recibe, comenzará a generar deseo de seguir obteniendo esas miguitas de pan, aunque en un primer momento no eligiera iniciar un contacto con quien lanza las migas. Pero sin darte cuenta entras en un círculo vicioso, que parece satisfactorio al principio. Pero es totalmente un círculo perverso, en donde aumenta la desvalorización del que recibe las migas.

Sin embargo, la relación se va volviendo agridulce, mas agri que dulce,  cuando ya se espera la dosis de migas de pan y no llegan, y cuando se quiere ir a más, tener “el pan completo”. Y el psicópata narcisista desaparece nuevamente y no da respuestas ciertas, reproduce una y otra vez evasiones para seguir manteniendo a su víctima ahí, para él o ella, para que siga inflando su ego.  Quien ha soltado las migas, ya quedó satisfecho con haberlas lanzado y obtenido la respuesta.
Una vez que la persona ha caído en la red del Bread-Crumbing, experimenta un alto grado de  ansiedad y cuando no tiene la miga de atención, por ejemplo si le dejan en visto  ghosting (ya hablaremos de esta patología también actual) aparece la angustia y desesperación de no ser deseado. Normalmente, estos comportamientos alejan aún más a la persona que hace bread-crumbing, que pondrá excusas o negará que exista un problema.

Consejos para liberarte del bread-crumbing

Si has detectado este vinculo, debes irte cuanto antes, de este enlace ficticio,  la dinámica no va a cambiar y no vas a tener la cita o la relación que esperas. Cuanto antes cortes el contacto, menos angustia sentirás.

Que alguien te de atención o muestre interés un día, no quiere decir que lo vaya a seguir haciendo ni que lo tenga que volver a hacer. Presta atención a si, sus dichos se correlacionan con sus actitudes y acciones, ¿realmente cumple? Si ha fallado dos veces retírate ¡YA!Debes prestar plena atención si has normalizado que te traten así. Si has detectado que te encuentras en este tipo de vinculación y no puedes salir deberías acudir  a un profesional de la psicología para poder tomar conciencia, trabajar sobre tu estima y respeto.

Porque las mejores relaciones son las que fluyen, las que no nos generan malestar, las que son desde el respeto, aquéllas donde todo es un ida y vuelta desde el respeto, la comunicación y el amor.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- -