Press "Enter" to skip to content

Don Luis Lamas, un intendente que adelantaba cien años

Por Miguel J. Culaciati

“Un líder es aquel que ve más de lo que otros ven, que ve más lejos de lo que otros ven y que ve antes de que otros vean”.

Leroy Eimes

*Los intendentes con visión de grandeza juegan un papel esencial en el desarrollo y progreso de sus comunidades, naturalmente se constituyen en líderes que trascienden las fronteras de sus mandatos y logran avances claves para sus ciudades. Brillan por su capacidad de mirar más allá del presente, transformando la realidad, marcando muchas veces “ un antes y un después”.

Tienen la habilidad de identificar las necesidades de sus ciudades a largo plazo. No se centran únicamente en los problemas del hoy, sino que consideran cómo las decisiones actuales afectarán a las generaciones futuras. Esto implica una planificación estratégica sólida que abarque infraestructura, desarrollo económico, salud y educación entre otros aspectos.

Otro aspecto crucial para identificarlos es la capacidad de estos líderes para movilizar recursos y colaboraciones. Los intendentes con visión de grandeza no trabajan solos; establecen sólidas alianzas con el sector privado, organizaciones sin fines de lucro y la comunidad en general. Estas alianzas florecen en inversiones, proyectos de desarrollo, creación de empleo y mejora de la calidad de vida de todos.

Sin dudas éste fue el caso de Don Luis Lincoln Lamas Freyre. Nacido en Rosario el 2 de septiembre de 1865, Provenía de una familia de mucho arraigo, siendo bisnieto de Cosme Maciel, quien izó por primera vez la bandera nacional en Rosario, el 27 de febrero de 1812. Seguramente por eso fue uno de los principales impulsores del Monumento a la Bandera. Descendiente también de las familias Freyre y Rodríguez del Fresno, que dieron varios gobernadores a nuestra provincia. En palabras de Juan Álvarez, Lamas tenía un “bajo exterior frío y descolorido, pero poseía voluntad de hierro y tesonero empeño.” Quiso transformar Rosario y logró realizarlo en gran parte, sin abandonar esa empresa hasta el final de sus días.

Cursó sus estudios en Rosario hasta los 14 años y se inició en el comercio desde esa edad . Trabajó y progresó con esfuerzo y constancia. En 1889 estaba establecido con casa de remates y comisiones en calle Santa Fe 587. En el Censo Nacional de 1895 lo encontramos como empadronador de la sección 1º de Rosario, donde tenía domicilio.La Sociedad Rural: Lamas tuvo en marzo de 1895 la iniciativa de invitar a un grupo de hombres representativos a una reunión preparatoria en el Centro Comercial (luego Bolsa de Comercio), con el objeto de proponer la fundación de la Sociedad Rural. En esa misma reunión quedó constituida la sociedad, se aprobaron los estatutos y se designó la primera comisión directiva.

El Jockey Club: Fue también uno de los fundadores del Jockey Club de Rosario, el 18 de septiembre de 1900, fecha de constitución de la primera comisión directiva bajo la presidencia de Pelayo Ledesma. Luis Lamas mismo lo sucedió en el cargo desde 1901 a 1903.

Se casa en Rosario en 1891 con Sara Rosas, hija de Desiderio Rosas y Dolores Muniagurria. Inicia su primera gestión como Intendente el 21 de febrero de 1898 gobernando durante seis años, plazo extraordinariamente largo para la época, hasta el mismo mes de 1904. Al mismo tiempo su tío segundo José Bernardo Ignacio Iturraspe lo hacía como gobernador de la provincia y, el 12 de octubre de ese año, Julio Argentino Roca asumía, por segunda vez, la presidencia de la Nación. Todavía la constitución de la provincia estipulaba que los intendentes de las ciudades eran designados el gobernador con acuerdo del Senado Provincial. Se dió entonces la conjunción de líderes audaces e innovadores tanto en el plano nacional, como en el provincial y municipal.El Monumento : por decreto del 16 de abril de 1898,  Lamas hizo resurgir la vieja idea de precisar el sitio donde se había levantado la batería “Libertad” para erigir así el Monumento a la Bandera. Más de un cuarto de siglo había pasado desde el fallido proyecto del italiano Nicolás Grondona sin que nada se hubiera concretado. Lamas nombró una Comisión que estaba compuesta por ilustres ciudadanos, entre otros: Marcelino Freyre,  Nicolás de Vedia, Joaquín Lejarza, David Peña, Pelayo Ledesma, Zenón Pereyra, Agustín Landó, José S. Sempé, Miguel Grandoli, Calixto Lassaga y Lisandro de la Torre. Luego por ordenanza del 11 de junio de 1898 se declara el sitio del primer izamiento y dispone la colocación de la piedra fundamental del monumento el día 9 de julio y el cambio del nombre de Plaza Almirante Brown a “General Manuel Belgrano”. Hoy, ingresando a la cripta del Monumento por la puerta conocida como “El Ideal” se encuentra en exhibición aquella piedra fundamental del 9 de julio de 1898.

El 1er. Censo Municipal : Recientemente digitalizado, evidencia de su moderna impronta y  como elemento indispensable para una adecuada planificación urbana, Lamas realiza el 1er. Censo Municipal, el 19 de octubre de 1900 que arrojó una cifra de 112.461 habitantes con un elevado índice de extranjeros, el 41,4%.  Sin dudas este censo fue una excelente propaganda para la ciudad,se hizo como todo en aquella Rosario con gran participación y aporte voluntario de los vecinos y consolidó la figuración de Rosario como la segunda ciudad de la República, convirtiéndola en un indiscutible emblema del progreso.El Parque Independencia: en su primer período como intendente proyectó y empezó a construir el Parque Independencia que inauguró en el segundo. El proyecto ya había sido elevado por el intendente Alberto J. Paz en 1897 que propuso ampliar las cuatro plazas existentes en la intersección de los boulevares Santafesino y Argentino para convertirlas en un gran parque.  El proyecto contó con gran apoyo en la ciudad, sin embargo la iniciativa no tuvo eco favorable en Santa Fe. La idea no se desechó, por el contrario se mantuvo vigente y Lamas la retomó. Este proyecto requería ejecutividad y eso es lo que destacó a Lamas en toda su gestión. Logra concretarlo con intervención destacada de Carlos Thays y Héctor Thedy, por entonces secretario de Obras Públicas.  Se utilizó mano de obra de presidiarios para la excavación del terreno destinado al lago. Gran parte de los árboles originarios del parque (6000), fueron plantados por niños de escuelas públicas, seis meses antes de la inauguración, con motivo de realizarse, en junio de 1901, la Primera Fiesta del Árbol.  Para mantener la  continuidad de la forestación del parque se creó un jardín botánico y una escuela de aprendices de Jardinería y un Vivero, donde funciona actualmente el Museo de la Ciudad. También el Parque contaba con un Jardín Zoológico,  un pequeño tramway para niños que iba desde el Zoológico al Vivero. A la fecha de inauguración ya existía el Veloz Club, con el que se acordó una concesión por 10 años ( actualmente el espacio lo ocupa el club Gimnasia y Esgrima) . Se creó el hipódromo que debió inclinar su pista para no sobrepasar el espacio concedido y se le otorgó la concesión a la Sociedad Rural . La inauguración oficial del parque se realizó el 1º de enero de 1902 con una grandiosa fiesta popular.

La Avda. Belgrano: en este período se llevaron adelante las obras para realizar el primer tramo de la Av. Gral. Belgrano, a fines de facilitar el tráfico de acceso al puerto, ferrocarriles y empresas situadas a orillas del río Paraná. Contaba con 4 kms, desde Plaza Belgrano hasta la desembocadura del Arroyo Saladillo, la continuaría luego el Intendente Culaciati.

Salud: Lamas puso especial atención a la Oficina de Higiene de Rosario a la que trasladó a la ex finca de Juan Canals, adquirida por la Municipalidad en diciembre de 1901, clásico edificio de la ciudad en calle Rioja entre Moreno y Balcarce al que se llamó “Palacio de la Higiene” y que más tarde pasó a ser la Asistencia Pública. También se terminó la construcción de la Casa de Aislamiento que evolucionó hasta el convertirse en el actual Hospital “Intendente Gabriel Carrasco”. Logró también el demorado acuerdo con la Compañía de Cloacas y Desagües para realizar grandes obras de infraestructura.

Podemos decir también que durante su intendencia la ciudad se destacó por la construcción de destacadas y muy numerosas obras privadas, destacando como ejemplos el caso de los grandes teatros: el de la Ópera, de Mendoza y Laprida (hoy El Círculo) y el Gran Politeama (luego Colón, lamentablemente demolido) como muestras del nivel de progreso económico y cultural. Rosario por entonces ya poco o nada tenía que envidiar a las principales ciudades europeas. El desarrollo no sólo se evidenciaba en lo económico, sino también en lo social, cultural, urbanístico, sanitario, deportivo…

Apoyo Nacional: Con inteligencia y capacidad Lamas logró apoyo nacional traslucido en la sanción de las leyes y contrato para la construcción del puerto en 1899, cuyas obras se iniciaron en 1902 y concluyeron en 1906. Fueron inauguradas en octubre de 1902 con grandes fiestas populares y la visita del Presidente Julio Argentino Roca. Lamas logró también, después de una década de resistencia, la construcción del paso bajo los puentes ferroviarios, que hoy conocemos como pasaje Celedonio Escalada. Fue inaugurado el 14 de septiembre de 1902

Mercado Central : En 1903 empezó la construcción del gran Mercado Central, maravilloso edificio sobre calle San Martín y San Luis, de 42 locales, 11 depósitos y una planta alta de oficinas.

Peste Bubónica : No todas fueron rosas; en verano de 1900 Lamas tuvo que enfrentar la terrible peste bubónica, si bien hubo casos también en Buenos Aires, en Rosario fue más virulenta. El intendente actuó con rapidez y eficacia realizando un cordón sanitario y suspendiendo el tráfico ferroviario. La zona más afectada fue el Barrio Refinería y la barraca “Germania”.

El Gobernador Freyre le ofreció continuar al frente de la intendencia pero Lamas declinó la oferta. Fue electo diputado nacional en 1904. En la Cámara siguió trabajando por la ciudad desde su banca y logró concretar proyectos para dotar a Rosario de edificios públicos y efectuar obras hidráulicas. En 1908 fue designado como vocal del directorio del Banco Nación y en 1915 vicepresidente y más tarde presidente del mismo.

En el ámbito privado se dedicó a la actividad agropecuaria y de seguros llegando a ser vicepresidente de la “Argentina Compañía de Seguros”.Reconocimientos y homenajes: La ciudad de Rosario le donó una casa en Córdoba al 1800, en reconocimiento a su destacada actuación como intendente. Una Comisión de Vecinos presidida por José Castagnino se ocupó de reunir los fondos para comprarla.

Luis Lamas falleció en Buenos Aires el 23 de julio de 1932, en Rosario lo despidieron sus restos Alfredo Rouillon, Jorge Santamarina, como presidente del Banco Nación y Carlos Ortiz Grognet y Calixto Lassaga, por el pueblo de Rosario. Un busto lo homenajea en el Parque Independencia   del escultor Domingo Vittoria, inaugurado en noviembre de 1937 durante la intendencia de Miguel J. Culaciati. Se denomina “Intendente Luis Lamas”, a la Av. de la Travesía, entre las calles Gregoria Matorras y Av. Sorrento y se ordenó colocar una placa con el siguiente texto: “Avenida Intendente Luis Lamas-Intendente rosarino de trascendentes realizaciones durante el período 1898-1904”

En el “Paseo de los Ilustres” del Cementerio El Salvador ha sido colocada una placa en su recuerdo.

Reconocer y recordar a los intendentes con visión de grandeza, capacidad ejecutiva y lucidez es fundamental para el progreso de las ciudades y Rosario no es la excepción. Sus logros inspiran, guían y establecen un estándar de excelencia en la gestión pública. La historia de las ciudades se enaltecen con las contribuciones de estos líderes visionarios, y su legado perdura como un faro de esperanza y un recordatorio constante de lo que es posible cuando se combinan la visión y el esfuerzo en beneficio de «la casa de todos».***

Miguel J. Culaciati  (n)
Presidente de Valor Rosario

Obras realizadas durante la intendencia de Luis Lamas en la ciudad de Rosario

Declaración del sitio donde fue enarbolada por primera vez la Bandera Nacional.
Colocación de la piedra fundamental del Monumento a la Bandera.
Realizó el Primer Censo Municipal en 1900.
Obras para abrir la Av. Belgrano.
El Parque Independencia.
Creación de la Escuela de Jardinería, Vivero y Zoológico.
Adoquinado y mejoras de calles.
Ampliación de los servicios de la Oficina de Higiene, trasladándola al Palacio Canals.
Contrato para construcción del Puerto de Rosario.
Pasaje Celedonio Escalada.
Puente sobre el arroyo Saladillo.
Reforma de la Plaza 25 de Mayo.
Construcción del Mercado Central.

- -