Press "Enter" to skip to content

¿Sabías que Picasso y Miró eran amigos? Acá la historia

Por Paloma Sol Martínez

La relación entre Joan Miró y Pablo Picasso, dos gigantes del arte del siglo XX, fue más allá de una simple asociación creativa. Se trató de una relación genuina. ¿Quién hubiera dicho que dos egos, dos talentos tan únicos podrían hacerse espacio entre sí y profundizar en la esencia de la amistad?

Estos genios compartían un vínculo profundo que iba más allá de la paleta y el lienzo. Billiken te cuenta la historia de este par singular.

Los primeros años de amistad entre Picasso y Miró

La complicidad de Miró y Picasso se manifestó no sólo en su colaboración artística sino también en su comprensión única del otro, forjando una relación que dejó una huella imborrable en el mundo del arte actual.

Suscribite a GENTE MENSUAL por sólo $5.940 anuales.Incluye 12 ediciones y envío GRATIS.Promoción especial por tiempo limitado.¡HACELO YA!
picasso y miró foto en blanco y negro

Todo empezó en la vibrante escena artística parisina de la primera mitad del siglo XX. Era el año 1917, y Miró había decidido atender el estreno del ballet Parade, en Barcelona. Ahí descubre a Picasso a través del arte, los vestuarios y la escenografía de la obra, diseñados justamente por el malagueño.

Unos años después, en 1921, Miró pisa París por primera vez. Allí visita el taller de Picasso y, a los dos meses, expone su primera muestra en el lugar. Picasso, por su parte, adquiere su obra Autorretrato. El interés era claramente mutuo.

De 1921 en adelante: simbiosis

Desde 1921 hasta principios del último cuarto de siglo, los dos artistas parecen emprender los mismos caminos y callejones creativos a la par. Picasso y Miró se agarran la mano para formar parte de los mismos movimientos, por ejemplo:

  • Surrealismo (1925)
  • Murales en apoyo a la República durante la Guerra Civil (1937)
  • Producción de esculturas (1948)
  • Arte en la calle (1963)
Guernica, por Pablo Picasso. Junio 1937.
Guernica, por Pablo Picasso. Junio 1937.

Picasso y Miró: ¿cuál fue la historia y razón de su amistad?

Picasso, conocido por su personalidad magnética y a menudo dominante, vio en Miró un compañero con una voz única y una visión original.

Obras de Miró en Museo Fran Daurel.
Obras de Joan Miró en Museo Fran Daurel.

Por su parte, Miró admiraba la audacia y la innovación de Picasso. Reconocía la extraordinaria habilidad del maestro malagueño para desafiar las convenciones artísticas.

Su amistad se caracterizaba por una relación de mentoría y aprendizaje mutuo. Picasso, siendo mayor, brindó apoyo y orientación a Miró, mientras que este último aportó frescura y originalidad a la escena artística.

Compartían ideas, influencias y técnicas, creando un ambiente en el que ambos podían experimentar y evolucionar como artistas. Fue una amistad fundada en el intercambio creativo, el diálogo intenso y la admiración mutua por el trabajo de ambos.

foto de joan miró y pablo picasso amistad
- -