Press "Enter" to skip to content

Lisboa: La ciudad de las 7 colinas sorprende en todos los sentidos

Desde las orillas del río Tajo hasta el Mirador da Senhora do Monte -su punto más alto-, recorrerla a pie con la estratégica ayuda de tranvías, funiculares y elevadores es un verdadero placer.

La Plaza del Comercio es la más emblemática de Lisboa, situada a orillas del Tajo, donde podrás ver también la estatua de bronce del rey José I situada en el centro y el Arco de Augusta o Arco del Triunfo de la Rua Augusta, desde el que se tienen unas magníficas vistas de la plaza.Lisboa tiene el ambiente de toda gran ciudad, pero también rinconcitos con alma y esencia de barrio. Alfama es uno de ellos: un barrio de casas bajas y estrechas veredas donde las señoras tienden su ropa interior sin ningún pudor en el balcón, gracias a lo cual todavía mantiene su autenticidad a pesar del auge turístico. Es la parte más antigua de la ciudad y la más fotogénica por sus grafitis y fachadas color pastel. El Chiado, nombre que recibe por el chirrido que hacían los carruajes al pasar por sus calles empedradas, es el barrio más elegante y bohemio de Lisboa.

El paso siguiente para descubrir este barrio de casas señoriales y elegantes boutiques es recorrer la plaza Luís de Camões y el Largo de São Carlos, hasta llegar al Elevador de Santa Justa, obra de un arquitecto aprendiz de Gustave Eiffel. Este elevador conecta la parte baja de la ciudad con el Barrio Alto, otro must para visitar.Santa Luzia. Este mirador con forma de terraza ofrece la panorámica más romántica de Lisboa, con vistas a los tejados anaranjados del barrio de Alfama y el azul del río Tajo. Es uno de los rincones más lindos de la ciudad, con cientos de azulejos en sus balcones, flores violetas en sus paredes blancas y músicos callejeros.

El mirador de Santa Catarina posee un ambiente joven, relajado y bien movido, donde turistas y locales se mezclan con músicos y artistas callejeros. Además de la vista privilegiada, el mirador posee un agradable quiosco donde los adeptos de terrazas, cafés o vasos van para admirar la vista del amanecer o del fin del día sobre Tajo.

Y no podemos despedirnos de Lisboa sin hablar de su gastronomía, imperdibles para tu desayuno o merienda los pasteles de Belén

Si estás en la zona de Belém, un visitado barrio de Lisboa, tienes que pasar por este lugar y probarlos recién hechos, la fábrica está junto al Monasterio de los Jerónimos.Los platos principales para almuerzo o cena en Lisboa incluyen muchas veces el bacalao en sus diferentes versiones.

Los portugueses dicen que tienen 365 formas de prepararlo, y todas son muy ricas.

Lo no podes dejar de degustar son estos platos q te seleccionamos como los mejores.Caldeirada: Puede ser de pescados, bacalao o mariscos. Se cocinan en un caldo con vino blanco, cebolla, patatas, tomate, pimientos y ajo.

Açorda: Asopado de pescado o mariscos que se sirve acompañado, o dentro de un pan de maíz llamado «Broa»

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- -