Press "Enter" to skip to content

Rosehip, sinónimo de cosmética natural, consciente e innovadora

Agustina Marini creó Rosehip para sanar. Esa es su definición sobre por qué emprendió una búsqueda que aparecía como lejana a su profesión de ingeniera y que ahora es una marca robusta, líder en cosmética natural, consciente e innovadora.

Con la creatividad constante, en el marco de un método de trabajo, Agustina y su hermana Guillermina combinan sus saberes y experiencias para brindar soluciones las problemáticas cutáneas.Pero como en su búsqueda optan por no dañar aún más al medio ambiente, basan Rosehip en la sostenibilidad, en la certificación de que cada ingrediente usada en el proceso sea 100% natural.

En esta nota, Agustina cuenta los orígenes de la idea que la llevó a fundar Rosehip, y cómo evolucionó el producto desde sus inicios hasta su éxito actual.

-¿Qué te inspiró a fundar Rosehip?

-Mi propia experiencia. Durante mi adolescencia sufrí de acné y más tarde me diagnosticaron rosácea. Todas problemáticas cutáneas que traté durante muchos años. En esta búsqueda incansable aprendí a integrar la piel, nuestro mayor órgano de contacto, a cuidarla de una forma más consciente, sin agredirla con sustancias ni tratamientos invasivos. Mejoré hábitos relacionados con la alimentación, la microbiota intestinal y la salud hormonal. En este camino, disfruté de compartir esta experiencia con otros y, al hacerlo, crear una marca que resonara con quienes buscan una conexión más profunda con lo que aplican en su piel. Rosehip nació para sanar.-¿Cómo se combinan tus habilidades como ingeniera con el mundo de la cosmética natural?

-Me cautivó descubrir que había una cosmética natural, sanadora y consciente.  Emprender en este rubro significó integrar mi formación como ingeniera industrial y magíster en finanzas en un nuevo mundo, que combina ciencia, creatividad y emociones. En la necesidad de encontrar soluciones reales, logro aplicar enfoques analíticos y estratégicos para crear productos novedosos, asegurando calidad y eficacia en cada parte del proceso.

-¿Cuáles son los mayores desafíos que has enfrentado al emprender en la industria de la cosmética?

-La industria de la cosmética es muy competitiva. Para destacar en el mercado hay que encontrar un diferencial, una forma de comunicar y crear. El mayor desafío está en desarrollar productos completamente «clean», con una experiencia sensorial agradable, y envases que no solo sean reciclables, sino que también destaquen por su diseño estético y funcional.

En la actualidad, nos enfrentamos a obstáculos significativos al intentar importar materias primas que cumplan con los estándares de calidad y sostenibilidad de la cosmética natural. La búsqueda constante de opciones de packaging sustentable también se ha convertido en un desafío, ya que nos esforzamos por equilibrar la estética con la eco-eficiencia. A pesar de estos desafíos, nuestra determinación y compromiso  nos impulsan a superar muchos obstáculos y ofrecer a nuestros clientes productos que no solo realzan su belleza, sino que también reflejan nuestro compromiso con el planeta.

¿Cómo es trabajar junto a tu hermana, arquitecta, y cómo combinan sus habilidades y conocimientos para el éxito de Rosehip?

-Guille, mi hermana menor, es arquitecta y paisajista. Ella es el alma creativa de la marca. Logramos complementarnos desde distintas perspectivas. Ella con el diseño del packaging, identidad visual y estética de marca, y yo con la parte conceptual y estratégica.

-¿Qué papel desempeña la naturaleza en la formulación de los productos de Rosehip?

-Rosehip significa rosa mosqueta en inglés. Fue el primer aceite que usé en serums y cremas, por su poder cicatrizante y regenerador. Rosehip es naturaleza. Absolutamente todas nuestras fórmulas contienen ingredientes de origen natural. En su 100%. Por eso decimos que el 100% del producto es un activo en sí mismo. Que no sólo embellece, sino que también nutre y respeta la salud de la piel.-¿Cómo seleccionan los ingredientes para sus productos, y qué criterios siguen para asegurarse de que sean naturales y efectivos?

-Elegimos ingredientes basándonos en su origen. Evitamos sustancias químicas dañinas. Nuestro criterio se centra en la pureza y la eficacia real. Para eso hacemos una búsqueda muy cuidadosa de proveedores de insumos que cumplan estos requisitos, que sean aptos para desarrollos de cosméticos naturales. Estudiamos sus fichas técnicas y pruebas in vivo e in vitro para garantizarnos la calidad, y también evaluamos su proceso de obtención. Las certificadoras son un gran respaldo, ya que sus sellos garantizan que el producto que estamos adquiriendo es verdaderamente ecológico y natural.

-¿Cuál es el papel de la sostenibilidad en la filosofía de Rosehip?

-La sostenibilidad también es clave; hacemos un gran esfuerzo por minimizar el impacto ambiental, envases eco-amigables y fuentes éticas. Buscamos impactar positivamente en nuestra comunidad a través de programas de reciclaje, reutilización y promoviendo estándares éticos en la industria.

- -