Press "Enter" to skip to content

Haití: La policía mata a 4 sospechosos del asesinato del presidente Jovenel Moïse y arrestra a otros dos

Las fuerzas de seguridad de Haití desplegaron un amplio operativo para encontrar a los asesinos del presidente del país, Jovenel Moïse, que murió a tiros en su residencia en la madrugada del miércoles.

El director general de la Policía, León Charles, informó al terminar la jornada que, durante un tiroteo con los sospechosos, los agentes mataron a cuatro mercenarios y detuvieron a otros dos.

Charles indicó además que tres agentes que habían sido secuestrados por los presuntos autores del magnicidio quedaron en libertad en el operativo policial en Puerto Príncipe.

Los presuntos asesinos fueron interceptados por la policía en un intenso tiroteo en el sector de Pelerin, donde se encuentra la residencia de Moïse, «poco antes de las 6 de la tarde», según adelantó el secretario de Estado de Comunicación, Frantz Exantus, en Twitter.«El asesinato del presidente Moïse pone al país a la puerta del caos, de una inestabilidad que puede tener implicaciones para toda la región» sostiene Robert Fatton, el académico haitiano tras décadas estudiando la política, la historia y la sociedad de su país, asegura que este miércoles ocurrió uno de los hechos más inquietantes que han tenido lugar en una nación marcada por la pobreza y las tragedias, las dictaduras y las conjuras políticas, los desastres naturales y las plagas.

«Incluso para un país inestable como Haití, un magnicidio de este tipo es un hecho insólito y preocupante», dice Fatton en entrevista con BBC Mundo.«Cuatro mercenarios fueron abatidos, dos puestos bajo nuestro control y tres policías que habían sido tomados como rehenes fueron recuperados» confirmó León Charles, director general de la policía nacional.

Joseph dispuso de inmediato el estado de sitio, cerró el aeropuerto de la capital y blindó la frontera con República Dominicana, país con el que comparte la isla La Española.

«En estricta aplicación del artículo 149 de la Constitución, acabo de presidir un Consejo Extraordinario de ministros y hemos decidido declarar el estado de sitio en todo el país», anunció Joseph en un discurso difundido en las redes sociales.

El funcionario prometió, además, que el crimen de Moïse “no quedará impune” y que los asesinos “pagarán en la Justicia lo que hicieron”.

Cuando no se habían cumplido 24 horas del asalto a la residencia, el gobierno anunció la detención de los presuntos criminales.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- -