Press "Enter" to skip to content

¿La importancia de usar casco para ciclismo?

El mundo del ciclismo cada día gana nuevos aficionados, por salud, o bien por objetivos de competición, o simplemente tomar la bicicleta para pasear o ir a trabajar. El problema es que no todos parecen prestarle mucha atención a los riesgos de andar en bici. O si están conscientes de ellos, igual desestiman las medidas de protección necesarias.

Hay que entender que al andar en bici existe la posibilidad de que ocurra un incidente. No siempre terminan siendo muy graves, pero sí ocurren. Todo el cuerpo está expuesto a una lesión, pero la cabeza es muy delicada y hay que tomar medidas para prevenir daños en esta zona.

Decir que llevar casco no te protegerá si chocas con un coche es solo una excusa. Sólo una de cuatro lesiones en la cabeza es causada por colisionar con un vehículo. Existen otras causas de estos golpes, como choques con ramas, posos, chocar con otros ciclistas

Cualquier tipo de accidente puede provocar una lesión. Sin embargo, usar cascos previene el 85 % de las lesiones en la cabeza. Es preferible evitar un golpe en esta área del cuerpo que pudiera traer consecuencias muy serias, incluso la muerte.

Ten en cuenta que siempre andarás a mayor velocidad que un peatón y que compartirás la vía con otros vehículos. Y en arques o caminos rurales, a estar atentos al camino. Los accidentes no avisan, por eso es obligatorio llevar casco en bicicleta por caminos y muy recomendable hacerlo mientras conduces por la ciudad.

Al momento de comprar tu bici, recuerda también adquirir todos los accesorios y complementos de seguridad que sean necesarios.

¿Qué casco comprar?

Ahora bien, no se trata sólo de utilizar un casco cualquiera. La misma atención que ponés al elegir el calzado deportivo, o la bicicleta, tienes que tenerla al comprar el que mejor se ajuste a tus necesidades. Si no tienes una idea clara sobre qué casco usar para bicicleta desde La Revista del Siglo te daremos algunos consejos para elegir el más adecuado.

Hoy en día hay muchas marcas y modelos que pueden generarte confusión. Pero al momento de ir a la tienda y/o bicicletería debes tomar en cuenta las siguientes características: homologación, peso, ventilación, ajuste occipital y talla. Sin dudas que el encargado de la tienda de bicicleta tiene que estar al tanto de estos conceptos para asesorarte de la mejor manera

También saber que existen diseños diferentes para las diferentes modalidades dentro del ciclismo.

Peso del casco

El peso del casco es un factor que pasa muchas veces desapercibido por los ciclistas, en especial los urbanos. Un casco de bicicleta barato puede pesar entre 300 y 320 gramos. A la hora de manejar por mucho tiempo esto puede convertirse en un problema.

Mucho peso puede significar terminar la jornada con dolor de cabeza o en la cervical. Un casco de calidad debe pesar entre 160 y 200 gramos.

Ranuras de ventilación

Al andar en bicicleta deberás asegurarte tener ventilación suficiente en la cabeza, ya que desde allí se regula la temperatura el cuerpo. Las altas temperaturas del verano resultan muy incómodas si el casco no tiene aberturas suficientes.

Los mejores cascos para manejar bicicleta tienen más aberturas que los de menos calidad. Estos no solo te mantendrán más frescos, sino que este factor está relacionado con el peso. Mientras más ranuras, menos material, lo que se traduce en un casco más liviano.

Ajuste occipital

Además de cómodo, el casco debe tener un buen ajuste. Las correas deben formar una Y debajo de las orejas. No deben ejercer presión, sino acoplarse lo suficiente para evitar que se mueva.

Talla del casco

Al igual que las bicicletas, los cascos también tienen una talla y tienes que saber la tuya para comprar el que mejor se ajuste. La talla está indicada por la medida del contorno de la cabeza. Así que antes de ir a la tienda, toma las medidas, para que sea más sencillo escoger el adecuado.

Distintas marcas pueden tener diferentes tallas. Aunque por lo general están expresadas en talla Pequeña (S), Mediana (M), Grande (G) y Extra Grande (XL).

Un casco nunca debe apretar ni quedar muy suelto, debe sentirse ajustado y cómodo. Al probártelo no solo lo coloques sobre la cabeza, cierra y ajusta las cinchas. Agita la cabeza y asegúrate de que no se mueve de su lugar.

Si tienes alguna confusión con la talla o estás entre dos, opta por comprar la más pequeña. Siempre y cuando no la sientas muy apretada.

Homologados

Además de los elementos anteriores, hay otros factores importantes que debes evaluar al comprar cascos para bici. El primero es que cumpla con las regulaciones de la Unión Europea, los certificados internacionales, y o según detalles de Homologación de donde venga el producto o este fabricado y controlado. Alguna parte del casco o la caja debe mostrar la etiqueta que indique que el producto cumple con las certificaciones de seguridad correspondiente.

A tener en cuenta : Los cascos de caidad, tienen un tiempo de vida útil de alrededor de cinco años. Revisa la fecha de fabricación antes de adquirirlo. Evita comprarlos usados porque no sabes a qué condiciones ha estado sometido, si se ha caído o sufrido golpes. Aunque en el exterior no haya señales de alarma, por dentro pueden estar rotos y esto afecta su funcionalidad.

Cómo usar el casco para rodar en bicicleta

Supongamos que ya tienes tu casco, ahora fíjate en lo que debes hacer para llevarlo de manera adecuada.

  • El primer paso, como dijimos antes, es asegurarte que sea de la talla correcta. Si aprieta o se mueve, busca otro que se ajuste mejor.
  • Pruébate y ajusta el casco. Utiliza las almohadillas internas para ajustar el casco, si aun así no lo sientes cómodo, busca uno que sí lo haga.
  • Mantenlo en posición horizontal. Esta la posición correcta que deben tener los cascos. No los uses ladeados, ni muy atrás o hacia al frente.
  • Asegúrate de que no obstruya tu visión. Una buena referencia para lograrlo es dejar dos dedos de distancia entre las cejas y el inicio del casco aprox
  • Ajusta las correas como indicamos antes. Debe formarse una Y justo debajo de las orejas.
  • Verifica que el ajuste sea el correcto. Una forma de hacerlo es abriendo la boca. Debes sentir un poco de presión al hacer esto, sin que sientas que aprieta demasiado. Debes poder meter uno o dos dedos entre el mentón y la correa.
  • Por favor si utilizas anteojos los mismo los tenes que colocar por fuera de las correas, de esa manera si te caes los mismo no te lastimaran.

Preparador Físico de Mediano y Alto Rendimiento • Personal Trainer • Instructor de Musculación •  Licencia UCI • www.adriantrainingteam.com  adrianpersonaltrainer@gmail.com • Cel : +54 3465 653198.

 

 

 

 

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- -