Press "Enter" to skip to content

Sexualidad en la adultez

Se cree que a partir del paso de los años, la intimidad sexual se va perdiendo, o hasta incluso  se llega a sostener que se  termina al llegar a la tercera edad.

En todo tipo de pareja, sea cual sea la edad que se tenga, siempre hay que hacer ajustes, basados en la comunicación y la confianza para dar y recibir placer.

Cuesta mucho educar a la sociedad que se encuentra centrada aun en el coitocentrismo, que las relaciones sexuales no siempre tienen que ser por penetración, sino que hay muchas maneras diferentes de tener intimidad solo,  sola, o en pareja.

La sexualidad incluye muchos tipos de contacto y estimulación, lo que se tiene poco en cuenta es que para una sexualidad plena y satisfactoria se debe incluir todo el cuerpo, manos, boca, ano, voz, incluyendo fantasías, y también la imaginación apuntando muchas veces a ver juntos películas de tinte erótico sexual. Es el momento de tener como mandato  fantasías sexuales y compartirlas con la pareja.Se dice que una mano o lengua hábil puede dar más placer a la pareja, tanto o más que una penetración.

Los adultos mayores deben seguir haciendo lo que siempre hacían en el sexo, mejor dicho; deben ir mejorándolo a través del dialogo y las expectativas según las posibilidades de cada uno. Incluso hacer las cosas que nunca se animaron a probar en otras etapas de sus vidas. Estoy hablando de las fantasías, de los deseos reprimidos, de hacer aquello que pensé que estaba mal en aquella época… por diferentes preceptos o tiempos lógicos que atravesaron.

Hay que aprender a aceptar el cambio y tener una actitud positiva. No hay que tener prisa, darse  tiempo y descubrirse en esta nueva fase. A veces unas cosas no se logran, pero se logran otras, y son igual de placenteras. Y las que no se pueden alcanzar no tomarlas desde lo negativo sino poder acompañarse desde la complicidad del humor.

Hay que aprender a poner límites a los hijos, que muchas veces dejan más de una vez al cuidado de los abuelos a sus hijos y esto hace que se re plantee la agenda de los adultos en función de la demanda de los hijos, ya que la tercera edad es un buen momento para que las parejas disfruten de su sexualidad, sobre todo si durante la juventud no tenían el tiempo suficiente para hacerlo.

El peso de la cultura sigue siendo bien pesado, pero creo que los jóvenes deben  cooperar. Porque muchas veces los hijos cuestionan a sus padres por querer pasar tiempo de calidad ahora, que las actividades exigibles ya no están;  y no entienden cuando les dicen que no pueden cuidar de sus nietos, ya que muchas veces los encuentros sexuales son programados.El sexo es fabuloso a cualquier edad y una buena vida sexual proporciona autoestima y placer. En la vejez el cuerpo  y la respuesta sexual  se modifica ya que suele ser más lenta, pero es falso que el envejecimiento conlleve la finalización del deseo o de la actividad sexual. Solo tenemos que poner mayor hincapié  en encontrar el estímulo adecuado.

La práctica sexual es muy beneficiosa para la salud física y mental a cualquier edad. Favorece la autovaloración y felicidad que son factores fundamentales  para disfrutar de una buena calidad de vida en la tercera edad. La práctica sexual ayuda a nuestros mayores a que se sientan mejor, aumenten su autoestima, eliminen el dolor, regulen el sueño y nunca caigan en el oscuro rincón de la soledad, depresión o distimia. Además el placer ayuda a la activación del sistema inmunitario trayendo innumerables beneficios para la salud física y psíquica ya que se activa la hormona de la felicidad endorfina, serotonina,  dopamina, oxitocina. Las cuales mejoran  el clima de las relaciones interpersonales.Datos a tener en cuenta y no alarmarse:

En los varones la eyaculación se retrasa y tiene una menor intensidad, se produce menos líquido preeyaculatorio, las erecciones nocturnas disminuyen, se tarda más tiempo en obtener una erección y el orgasmo es menos duradero, el tiempo entre una erección y la próxima es mayor, incluso se pueden necesitar algunos días, los que tenían  problemas de eyaculación precoz dejarán de tenerlos.

En las mujeres la vagina pierde elasticidad y se acorta, la capacidad de lubricación natural disminuye. Esto puede provocar coitos dolorosos, orgasmos menos intensos y con menos contracciones, los ovarios se atrofian y producen menos andrógenos, vinculados al interés sexual, las mujeres multiorgásmicas pueden seguir siéndolo.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- -