Press "Enter" to skip to content

¿El ano es una zona erógena disfrutable? ¿Sexo tabú o satisfacción?

Alrededor del sexo anal, esta el estigma social. Las mujeres son mal vistas, o catalogadas si cuentan que disfrutan analmente, saquémonos las caretas. Todos se hacen los open mind, pero… que lejos estamos de esta apertura mental. Que trae tantos placeres.

Vamos hacer un pequeño cuentito historiador, ya sabemos que desde que el mundo es mundo y habitado por el hombre, y después del pecado original, no se ha descubierto mucho en cuanto a los placeres sexuales.

En la antigua Grecia el placer obtenido por sexo anal ya se practicaba a viva voz, y ni hablar de los textos de Platón como el Banquete en donde se intercambiaban las grandes orgias de comidas y de sexualidad.

Ya en la época Freudiana era vivida como una desviación, algo estrictamente mal visto, el desviado sexo anal y oral también… ojito ahí eh…Tanto el sexo, la sexualidad y el erotismo son las dimensiones humanas más importantes, cautivantes e interesantes y si, el sexo anal es una práctica tan común como las demás prácticas sexuales, siempre bajo la misma modalidad de aceptación y consentimiento mutuo por ambas partes que se encuentren en ese momento de intimidad.Muchas personas la rechazan o las toman como aberrantes generalmente por una cuestión educativa-cultural-religiosa.

Otros tantos creen que la mujer no puede obtener orgasmos anales, o se convierte en una especie de DOTE al hombre…

Estas prácticas sexuales amatorias han entrado en el top five, desde que la modernidad ha logrado correr unos centímetros la procreación como único y valido encuentro íntimo sexual, el coito.Como sabemos, tenemos el sexo vaginal, oral, anal, el del uso de dedos o manos, el de frotación, y masturbación. Siempre es importante saber que te gusta y que NO te gusta hacer y hablarlo claramente.

Vamos a charlar unos minutitos del famoso sexo tabú o pecaminoso, el sexo anal, el cual se refiere a la introducción del pene en el ano de una persona. Algunos individuos disfrutan el sexo anal, y otros para nada. El sexo debe hacerte sentir bien y ser cómodo para ambos.Como el ano no produce su propia lubricación como lo hace la vagina, vamos a necesitar lubricante que  ayuda a que el pene o juguete sexual, penetre con mayor facilidad y evita que el condón se rompa. Existen mujeres que no necesitan el lubricante ya que pueden utilizar su propia lubricación vaginal que se produce en la fase de excitación y así humectar la zona anal. No utilices lubricantes a base de aceite pueden debilitar el preservativo y hacer más factible que se rompa.

El ano puede ser estimulado con la lengua (anilingus) dedos, juguetes sexuales o el pene. Esta zona de nuestro cuerpo está dotada de numerosas terminales nerviosas y es una zona erógena fundamental para vivir experiencias sexuales intensas e increíbles. Siempre que nuestro compañero/a sea dulce, amable, comprensivo e intensamente erótico pasional y nos haga vibrar de placer en el descubrimiento de esta zona erótica no muy explorada.La gran diferencia está pactada en las parejas heterosexuales, en donde el varón pide o exige la cola de la mujer, como una pertenencia, una posesión el famoso «macho” que viene a penetrar a la mujer. Tratándola como objeto

En cambio cuando el hombre es cautivador y erótico-amoroso en el juego intimo sexual, es cuando se produce una conjunción de cuerpos, pieles, emociones, sensaciones, olores y compenetración tal; que la mujer puede concederse el placer de disfrutar las mieles que produce intensificar sus orgasmos vía anal.

Deleitarse del cuerpo tanto de uno, como del otro en una entrega de respeto y cuidado, es el mayor de los placeres que la humanidad erótico sensual activa puede experimentar.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- -