Press "Enter" to skip to content

Disfunciones sexuales femeninas: vaginismo vs dispareunia

Para comenzar hablar de estas dos patologías tabú, muy tabú, re mil tabú a expresión de los adolescentes, primero vamos a decir que en ambas disfunciones hay dolor físico. Con lo cual no falla el deseo sexual, ni la respuesta excitatoria, o sea, cómo dicen por ahí en el café del bar… no sos frigida… terminó violento si lo hay, pero así son muchas veces definidas las disfunciones de las mujeres que vivencian estas problemáticas.¿Qué es el vaginismo?

Es un espasmo doloroso muy doloroso, de los músculos que rodean la vagina, aquí lo importante, totalmente INVOLUNTARIO. Esta manifestación corporal, vuelve a la mujer impenetrable, la vagina se transforma para graficarlo, en una pared imposible de ceder ante nada, ni un hilo, con lo cual es imposible mantener un encuentro sexual con penetración satisfactorio. Pero si obviamente podés mantener satisfactoriamente el encuentro íntimo con tu pareja

El vaginismo se divide en dos grupos, uno que es de las las causas orgánicas, que puede haber alteración en la cavidad vaginal y el otro que es de causa psicológica debido a miles de factores y situaciones vividas y padecidas generalmente por la mujer que padece esta disfunción.

Estas patologías se sufren en silencio y en el interior de la pareja.

Las mujeres que padecen estas sintomatologías tienen primeramente frustración, culpabilidad, depresión, baja autoestima para producir en el tiempo la evitación de la intimidad sexo afectiva.

Una mujer que sufre vaginismo despierta otras formas de sexualidad y erotismo ya que van desarrollando los otros sentidos para poder llegar al orgasmo y también tener un encuentro donde haya satisfacción sexual, pero siempre se siente la frustración porque no hay penetración.En cambio en la dispareunia hay dolor genital que puede ser PERSISTENTE y/o RECURRENTE, pero no siempre. La intensidad del malestar/dolor es variable y se produce durante la penetración

Entonces la diferencia es que aquí hay penetración y en el vaginismo no. La penetración se logra pero con DOLOR. Los tipos de dispareunia son: superficial que es la que se produce en el momento exacto que la mujer es penetrada y que muchas veces no es por la falta de lubricación ni por falta de deseo ni excitación. Luego está la profunda: que es más visceral, en ocasiones se irradia el dolor al ano o también al abdomen en esta puede existir la posibilidad de inflamación pelviana o endometriosis entre otras. Y por supuesto también puede ser psicógena

Siempre que padezcamos alguna de estas dos disfunciones que hoy les traigo, lo primero que hay que hacer es ir a una consulta con el ginecólogo/a de confianza, que es el profesional encargado para determinar si hay causas físicas o psicológicas y será quien oriente a la mujer para la mejor resolución de la dificultad.Muchas veces los factores psicológicos que atraviesan estas dos disfunciones son la falta, nula o escasa educación sexual, el miedo anticipatorio al coito, miedo al embarazo, a contraer enfermedades de transmisión sexual, miedo a ser rechazada, pensar que si o si hay que experimentar un orgasmo, baja autoestima, poca atracción física, miembro sexual de la pareja muy grande, haber sufrido abuso, violación o violencia sexual.

En conclusión ambas patologías tienen resolución satisfactoria y tratamiento.

Descartadas dolencias físicas, son respuestas involuntarias de tu cuerpo, que obviamente está situación involuntaria y física si la hubiera nada tiene que ver con la respuesta sexual humana: que es el deseo,  la excitación, el orgasmo y la resolución. El ciclo se cumple, solo se complica la penetración.

Si estás con algunas de estas sensaciones no dudes en acudir rápidamente al profesional que te ayudará prontamente a tener una vida sexual plena y feliz.

- -